Jean-Jacques Dessalines

Jean Jacques DessalinesJean-Jacques Dessalines nace el 20 de septiembre de 1758 en Guinea, África.

Se conoce poco de su juventud hasta que aparece como esclavo en la colonia francesa de Santo Domingo, adoptó el nombre de su amo, de quien huyó en 1789.

Al estallar la revuelta de esclavos en Saint-Domingue, se unió a Toussaint y organizó una de las bandas de esclavos que apoyaron a Francia y contribuyeron a la expulsión de los británicos.

Dessalines combatió al lado del ejército francés contra Toussaint pero en 1802, tras su prisión y deportación a Francia y aprovechando la debilidad del ejército francés además del peligro de la vuelta a la esclavitud, se convierte en líder de los rebeldes revolucionarios.

Dessalines derrotó definitivamente al ejército francés en la Batalla de Vertieres en 1803.

El primero de enero de 1804 Jean-Jacques Dessalines proclama la independencia haitiana en Gonaives y se convirtió en gobernador general y poco después emperador con el nombre de Jacques I.

Ordenó la muerte de todos los pobladores blancos excepto religiosos y médicos, prohibiendo además que estos tuvieran propiedades. Reorganizó la propiedad de la tierra, repartiendo pequeñas propiedades entre los campesinos. En su gobierno Dessalines intentó restablecer la economía de las plantaciones mediante un sistema de trabajo forzado.

En enero de 1805 los remanentes del ejército francés que quedaban en la parte este de la isla comandados por el General francés Louis Marie Ferrand entran nuevamente en acción. Ferrand decretó a sus tropas cazar niños de ambos sexos de raza negra hasta los 14 años de edad para ser vendidos como esclavos. Este hecho provoca la ira de Dessalines quien invade la parte este de la isla y luego de arrasar con algunos poblados como Azua y Moca sitia la ciudad de Santo Domingo el 5 de marzo de 1805.

El ejército haitiano intentó acabar la resistencia francesa protegida por la muralla de la ciudad. Dessalines no desarrolló un plan para su invasión pues no trajo artillería.

Semanas más tarde, llega a las costas de la ciudad de Santo Domingo, una escuadra de barcos francesa comandada por el Almirante Missiesy. La flota cañonea las posiciones haitianas y parte rumbo al oeste. Dessalines interpreta que puede ser un ataque a su país y se retira rápidamente.

Jean-Jacques Dessalines cae asesinado en 1806, su cuerpo fue cortado furiosamente en pedazos por sus asesinos.

Dessalines fué traicionado por sus colaboradores Petión y Christopher quienes se repartieron el país.