Casimiro de Moya

Casimiro Nemesio de MoyaNació el 19 de diciembre de 1849 y fue un científico destacado, autor de un notable mapa de la isla de Santo Domingo publicado en 1905 pero, como se dijo anteriormente, creado en 1900.

Político, historiador, geógrafo, legislador y escritor. A él se debe el plano detallado de la ciudad de Santo Domingo del 1900 y la creación de la tabla de distancias en kilómetros.

Secretario de Estado de Relaciones Exteriores (1878, 1880), Ministro de Interior y Policía, Gobernador de La Vega, Ministro de Guerra y Marina, Ministro de Fomento y Comunicaciones, Ministro de Hacienda y Comercio, Vicepresidente de la Rep. Dominicana (1 Sep. 1882 a 1 Sep. 1884).

fue político, guerrillero, agrimensor y escritor. Inició su carrera militar levantándose contra González, pero tuvo destacada participación posterior en sucesivos gobiernos.

Nuestro personaje de hoy fue Ministro de Relaciones Exteriores en el gobierno provisional de Cesáreo Guillermo. Al siguiente año éste lo designó, siendo ya presidente constitucional, Secretario de Interior y Policía, nombramiento al que de Moya declinó.

En el gobierno de Meriño de Moya fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores. Posteriormente fue, en varias ocasiones, Ministro de lo Interior. También fue vicepresidente, en 1882, del primer gobierno de Ulises Heureaux, Lilís.

Sin embargo, de Moya abrigaba la esperanza de que Lilís apoyara su candidatura para el siguiente periodo, algo que no se materializó porque Lilís le opuso a sus aspiraciones a Francisco Gregorio Billini. La contienda electoral entre de Moya y Billini fue tórrida y abarcó a casi todos los sectores de la república. Sin embargo, Billini resultó ganador.

De Moya, miembro del Partido Azul, aceptó la cartera del Ministerio de guerra y Marina, aunque quedó fuera del gabinete cuando Billini renunció a la presidencia y fue sustituido por Alejandro Woss y Gil, quien marginó a de Moya al considerarlo seguidor de Cesáreo Guillermo.

De Moya intentó de nuevo llegar a la primera magistratura, esta vez enfrentando a Heureaux. Empero, fue derrotado por segunda vez. Insatisfecho con los resultados, se sublevó contra el gobierno de Lilís en julio de ese año, en la ciudad de La Vega. El movimiento contó con el respaldo de una buena parte de la juventud de esa población.

La lucha fue encarnizada y se extendió por tres meses seguidos. De Moya, no obstante, contó con escasos partidarios, lo que llevó a la población a denominarla como: “La revolución de Moya”.

Aplastada la insurrección, de Moya se retiró hacia Haití, desde donde partió a Saint Thomas, lugar en que residió por alrededor de nueve (9) años. Ya para el 1885 Heureaux le extendió un salvoconducto que facilitó su regreso al país.

Cuando Lilís fue eliminado, Moya colaboró con Horacio Vásquez. Cuando se produjo el golpe contra el gobierno provisional, en 1903, Casimiro Nemesio de Moya era gobernador de la ciudad de Santo Domingo. De Moya se opuso con las armas en las manos a la revolución que se había iniciado, pero los aprestos de los insubordinados no fueron suficientes para vencer a los golpistas y de Moya tuvo que abdicar.

En los gobierno de Ramón Cáceres y de monseñor Nouel, de Moya ocupó diferentes cargos públicos.

Como escritor de Moya fue prolífero. Entre sus creaciones figura un mapa de la isla de Santo Domingo, impreso en 1905, el cual había iniciado desde su exilio en Saint Thomas. Creó, asimismo, una tabla sinóptica de distancias entre las principales poblaciones y los puestos fronterizos.

Publicó, además, en 1913, el primer tomo de su obra: “Bosquejo histórico del descubrimiento y conquista de la isla de Santo Domingo”, aunque dejó inéditos los restantes siete tomos de su obra.

Casimiro N. de Moya participó también en las mediciones de varias de las calles de Gazcue, actividad que realizó al servicio de Enrique Henríquez, uno de los grandes propietarios de tierra de la ciudad de Santo domingo.